lunes, 28 de febrero de 2011

Banquetes y migas para América Latina


Vientos nuevos, caudillos que renacen luego del éxodo de la memoria, rico continente en capital humano, humildes los de abajo, desposeídos y descamisados de mis tierras. Fiestas suntuosas siguen perpetuando tu accionar diario, celebraciones colosales sin invitados marginales, pastel rico, dulce por tu valor nutricional.

Migas son derramadas, grandes tajadas para los dueños de tu canción, vives y lates en el corazón mundial, hoy tus prédicas son escuchadas en el concierto terrenal. Si hasta uno de tus hijos se alza en el banquete del poder, tu obra económica deja atónitos a los dueños de la numerología, desde el centro hasta el sur, desde los cerros, cordilleras, montes, llanuras, bosques, montañas, grandes ciudades inundadas de mezclas y colosales pastizales que oxigenan al planeta.

Tus estrofas de antaño me hablan de venas abiertas, de gigantes granujas que repartieron veneno en tus tierras, supieron del odio, del dolor, de sangre derramada, de halcones de otros continentes hambrientos de tus tesoros.

Desterraron generaciones enteras que fomentaban sueños ancestrales, que predicaban las canciones mas hermosas que alimentan los oídos de los mas sumergidos.

Vientos nuevos, pasteles que crecen, auge de tu potencial intelectual, hoy miras con otros ojos al mundo, pero escondes el dulce de tu alimento. Debates a diestra y siniestra, de otras latitudes vienen, como en tu origen existencial, buscando nuevos horizontes, en aquellos tristes pasajes asesinaron tus raíces autóctonas.

Hoy siguen viniendo, les abres las puertas, los recibes con honores celestiales, vienen con otros demonios, esos económicos despiadados, le entregas nuestros suelos, sacias su vil y endemoniada sed mercantil.

Tus banquetes regalan todos los tesoros, sigues escondiéndolo para las fiestas poderosas, los dueños del terror dominan tus acciones, entraste al mundo por la puerta de la izquierda y hoy los miras desde la derecha, hablas con autoridad, repartes migas para tu sacrificada colectividad de mortales de la esperanza.

Querida América Latina, ¿cuando tu barco repartirá el banquete y dejará las migas para los seres del pecado de nuestros días?

Traductor / Translator

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Barra de vídeo

Loading...