martes, 15 de febrero de 2011

El “Mesías” quiere volver a las aguas de nuestro suelo:


“Si uno repasa las escrituras sagradas de la Biblia, encuentra un pasaje dónde se expone al Mesías caminando sobre las aguas ante el asombro de todos sus apóstoles”

Tengo cuantiosas valoraciones positivas sobre el desempeño del “Mesías” en tierras Orientales, cargo en el alma y el corazón un peso hermoso que no me deja salir de un sentimiento arraigado a una humilde casa con Frente Amplio.

Aún guardo en mis retinas pasajes de aquellos recordados triunfos, aquellas esperanzas sueños y anhelos. Aquel despertar de un pueblo que entendió el compromiso histórico de cambiar por fin las riendas de un pequeño suelo con vistas al futuro.

Un minúsculo territorio con un extenso pasado de grandes que nos precedieron, luchas titánicas, sufriendo el exilio, la muerte, la cárcel y heridas que aún el tiempo no borra.

Así como de la profundidad de mi ser, no dejo de olvidar aquel mar humano que llevó una utopía a consolidarse, no me permito a mi mismo, dejar pasar lo que preocupa mi sentimiento por esta patria.

No puedo olvidar que un primero de mayo del año 2005 el “Mesías” anuló La ley del agua, normativa defendida a capa y espada por todo el pueblo oriental. Dicha anulación permitió y permite que grandes multinacionales exploten nuestros recursos a su antojo. No puedo dejar de olvidar esos besos románticos con el “F”ondo “M”alévolo “I”nternacional otorgando las riquezas genuinas de nuestro suelo, coquetería seductora secundada por un ministro de aquel entonces cuyo talento se basa en el amor por los números.

Recuerdo al “Mesías” en reiteradas oportunidades exponer una frase inmortal de nuestro prócer Artigas “No venderé el rico patrimonio de los Orientales al bajo costo de la necesidad”.

Ahora el “Mesías” esta en boca de todos, el hijo pródigo del FMI quiere volver, equivocado el momento, existen enormes cuestiones por debatir, infinidad de cambios y proyectos para el beneficio de todos por resolver, un programa por cumplir, poco serio y hasta si me apuran, una falta de respeto faltando tanto tiempo para las próximas elecciones. No cuestiono los enormes avances, construcciones y cambios que ha logrado en sintonía con un fuerza política seria, consciente del momento histórico vivido, y que vive actualmente. No disfruto exponiendo estas cuestiones, no me es grato, pero mi corazón no admite resoluciones que van en contra de los intereses nacionales. Porque la casa con Frente Amplio no es la ambición de dirigentes políticos, éste humilde hogar es la herencia de enormes que nos precedieron que soñaron con un país diferente, es la consolidación de la única alternativa posible para cambiar profundamente nuestro territorio. Las aguas no deben traer desperdicios a la orilla del suelo nacional, las riquezas genuinas tienen que protegerse y defenderse a como de lugar, hay un pueblo corajudo que tiene y merece ser respetado, nuestro sistema político debe entender y mirar al agua para comprender lo que necesitamos: pureza, seriedad, cristalinidad, transparencia, fuerza y sintonía.

Traductor / Translator

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Barra de vídeo

Loading...