martes, 1 de marzo de 2011

Músicas de la esperanza, igual que ayer:


Cantor popular, guitarra en mano, madrugador entusiasta de la cultura nacional, despiertas los sueños silenciosos de almas solitarias en transportes colectivos. Tu voz afinada se pierde en la tristeza urbana, los ruidos de los motores empañan tus estrofas, buscas en monedas pequeñas aquello que tu tierra no te otorga. Música para nuestros oídos tristeza para tu alma. Viajas con la esperanza, cantas con el corazón esperando ese aplauso tibio de mentes en travesías laborales, fracasos, amarguras, alegrías y anhelos. Jóvenes entusiastas, niños de escuela, hombres del futuro asombrados por tu destreza artística, disfrutan en silencio tus canciones. Soñador solitario, cargas con frustraciones terrenales, con el peso de no tener las oportunidades de otras almas tocadas con la vara del éxito.

Supiste enseñar a pequeños artistas, hoy la vida te empuja hacia el constante viaje por el pan de cada día.

Abrazas tu guitarra con tu pincel derecho, las notas de tu mano izquierda elevan los sentidos de tus obras musicales.

Entusiasta artista, olvidado, aplaudido en la escuela diaria, propinero de la cultura nacional, talentoso, le cantas al mundo y a tu tierra, sabes de economía, de historia, sabes de destierros, sabes de olvidos, rencores, tu pasado habla de carreras interrumpidas, de sueños rotos, de luchas diarias.

Hoy tus músicas le hablan de esperanza al pueblo, tibios aplausos, igual que ayer........

Traductor / Translator

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Barra de vídeo

Loading...