martes, 12 de abril de 2011

Camino a la cima de la montaña


Karl tiene mas de treinta años, vive en una ciudad pequeña con pocos habitantes, casi se podría decir que todos los pobladores se conocen entre si.

El sueño de Karl es llegar a lo mas alto de la montaña, dice una leyenda que cuando se alcance ese lugar privilegiado se logrará garantizar la mayor alegría y felicidad para todo el pueblo.

Intentos vanos ha realizado Karl en búsqueda de alcanzar su sueño, denodadamente día tras día con su martillo en su mano izquierda (su mano derecha esta inmóvil) ha intentado llegar a lo mas alto sin conseguirlo.

Ya cansado de sus intentos desafortunados decide reunirse con un montañista adinerado del pueblo, ¿cómo estas Michael? Muy bien Karl, ¿qué te trae por mi hogar? Necesito urgentemente acceder a la cima de la montaña, nuestro pueblo agoniza es necesario garantizarles felicidad y alegría.

Te ayudaré Karl, pero lo haré si tu aceptas mis exigencias ¿cuáles son tus exigencias?

Necesito que me ayudes tu con ambas manos, juntos lograremos acceder a la cima y desde allí unidos garantizaremos todo lo que tu desde muchos años añoras para nuestro pueblo.

Dalo por hecho estimado Michael, juntos lograremos derrotar a las águilas del norte que tienen siempre la prioridad para acceder a la cima de la montaña.

Esa es otra exigencia estimado Karl, para llegar a la cima es necesario de ante mano reunirnos con las águilas para negociar y que nos permitan acceder a la cima.

¡Pero Michael, sabemos todos que las águilas lo único que quieren es seguir dominándolo todo!

Así es Karl, pero esa es otra de mis exigencias, solamente te ayudaré si accedes a negociar con las águilas.

He esperado muchos años, es el momento, no puedo esperar mas, trato hecho, vamos al encuentro de estos seres despreciables.

La reunión con las águilas fue fructífera tanto Karl, como Michael pactaron con las águilas la llegada a la cima pero con condicionantes establecidas.

Ardua tarea realizaron Michael y Karl hasta llegar a la cima de la montaña, al llegar al lugar añorado se encontraron con las águilas esperando silenciosas en la cúspide montañosa.

Desde arriba Karl exhausto notó que su pueblo no sonreía como él tanto esperaba, que aquella alegría que el tanto esperaba no era tal.

Se dio cuenta que sus premisas no eran contempladas y que su mano derecha dominaba a su izquierda al punto de casi dejarla inmóvil. Las pinceladas de su izquierda eran tímidas y casi inexistentes.

Desesperado Karl acude raudamente al encuentro del sabio anciano del pueblo; ¿cómo estas Karl? Esperaba verte, he seguido con mucha atención tu desempeño en la cima de la montaña, debes saber entusiasta amigo que para llegar a dicho lugar no debiste apurarte, si bien es cierto que nuestro pueblo agoniza, hay veces que en la vida es necesario tomarse su tiempo y aunque cueste mucho mas, y veas que el tiempo pasa inexorablemente solamente con tus principios históricos y tus herramientas genuinas podrás garantizar felicidad a nuestra población. Baja de la montaña, reúnete con todos aquellos que crean en la fortaleza de tu mano izquierda, retoma el martillo, solamente allí alcanzarás tus sueños, mientras tanto si sigues allí junto a quienes hoy te rodean seguirán frustrando el potencial que existe en lo mas profundo de tu ser.

Sabio anciano tienes razón, encontraré las luces desde abajo y desde allí me propondré alcanzar la cima de la montaña, ¡que iluso fui al pesar que la forma rápida haría consolidar mis sueños!

Traductor / Translator

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Barra de vídeo

Loading...