sábado, 2 de abril de 2011

Tranquilidad locuaz


Silencios pavorosos conformes con lo establecido, los de arriba inundados en dicha y felicidad, sus bolsillos camuflados en riqueza. Los de la vereda de enfrente rojitos casi blancos dejarán la mesa servida para que el año mundialista sea otra vez progresista.

El “mesías” ya no asoma por la ventana, lo hace por la puerta principal, mientras los números son misteriosamente modificados para que las cuentas de la pobreza cierren por todas partes.

Los dueños de la escritura, tanto los republicanos como los nacionalistas, enemigos pero aliados a la hora de defender intereses poderosos desembolsan sus líneas hablando del “progreso” nacional.

Mientras tanto un pueblo de cabeza gacha, nostálgico, embobado con las migas gubernamentales goza de un orgullo entreguista jamás visto en la historia nacional.

Traductor / Translator

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Barra de vídeo

Loading...