jueves, 30 de junio de 2011

Entre el Si y el No (Imputabilidad de menores)


Yo no firmo, consciente de ello vale preguntarse si vale la pena realizar campaña por no firmar. Una problemática nacional que lejos de resolverse es minimizada por una propuesta de cartón, como la efectuada por los desmemoriados de siempre y la otra como contrapartida para negar la firma. El análisis sobre las soluciones queda en segundo plano para proponer sobre la mesa las dos afirmaciones comunes de todos, Si o No.

Entre el Si o el No convendría elaborar campañas en búsqueda de soluciones ante un flagelo común en el concierto latinoamericano, las derechas con su siempre postura del castigo certero y nosotros los de tendencia izquierdista por la educación como eje central sabiendo la profundidad de una problemática profunda que encierra nuestra sociedad. Entre el Sí y el No transitamos con las heridas en el día a día, entre la segregación la mano dura, la conciencia y el encierro, las voces salen por todos los rincones pero las soluciones distan mucho.

El circo político muchas veces encierra la cultura de la pasión por las banderas que se enfrentan por sobre la discusión y el verdadero debate sincero pleno que construya las soluciones que todos necesitamos. Quizá el rumbo este marcado por la educación, pero una de calidad que contamine todos los actores sociales, estatales y culturales, esos actores como por ejemplo son esos silenciosos encargados del anti-valor, los medios comunicacionales pilares indiscutidos en nuestras conductas como sociedad. Es necesario una fuerte campaña de conciencia así como contenidos que garanticen otros valores para nutrir a nuestros adolescentes. Yo no firmo, a la derecha jamás la derecha siempre la izquierda, esa humana sensible que emana del corazón que encierra en su profundidad la conciencia social, el no quedarse con la imposición de la mano dura y el encierro, ver mas allá de nuestras narices y dar en la tecla con una carencia que desde hace décadas contamina a los sectores mas desprotegidos de nuestra patria. Un modelo que segrega condiciona y sumerge a los mas descamisados de la sociedad, yo no firmo, pero no con las banderas del No como estandarte, como respuesta en búsqueda de soluciones reales porque si no nos convertimos en un circo mediático desvalorizando las reales soluciones de una problemática que nos conmueve nos duele y nos empuja en una guerra ciudadana sin fin.

R.L.P.B

Traductor / Translator

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Barra de vídeo

Loading...