jueves, 7 de julio de 2011

Lo público y privado de la dignidad


La dignidad es una condición elemental en el normal transcurso de nuestras vidas, no podemos caminar y frecuentar el tránsito vital sin olvidar un lineamiento esencial para el desarrollo cotidiano. En privado es necesario mantener esa tendencia irrestricta y tajante de las necesidades básicas de los lineamientos olvidados, en lo público es necesario pregonarlo para generar credibilidad. En cualquier estado de ánimo aunque se obligue a ejercer un antítesis con lo que profundamente creamos; la dignidad entre lo público y lo privado es una condición que aunque el frente sea enorme y profundamente hermanado al mundo nuevo económico y despiadado transmita tajantemente.
Entre caminar unidos y entregar la grandeza del pasado, me quedo siempre sin entregar aquello que acunamos profundamente, porque las decisiones antes que las imposiciones deben alinearse a lo que nuestros corazones siempre a la izquierda pregonan. Porque existió un loco autóctono que lo abandonamos en soledad en tierras guaraníes que creyó profundamente en jamás entregar la grandeza nacional al bajo y cruel costo de la necesidad. Porque o se es digno con lo que se cree o caminamos agachando la cabeza constantemente, entre lo público y lo privado esta la dignidad, me quedo siempre con aquel que a pesar de las olas críticas oportunistas se levanta de su asiento otorgado por el poder popular y no le da la izquierda a las corrientes tristes de derecha como voto de confianza.

R.L.P.B

Traductor / Translator

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Barra de vídeo

Loading...