lunes, 17 de agosto de 2015

Elecciones 2016: Ninguna esperanza del Imperio






Luego de aquella esperanza que comenzó a recorrer el planeta entero cuando un presidente de color negro llegó a la casa blanca, nada nuevo y alentador sucedió. Si mucha mas hipocresía, como el galardón de Premio Nobel de la paz en momentos cuando las invasiones y las bombas caían, el eslogan contra el terrorismo se alzaba y miles de inocentes morían.
 

Tibios amagues de revoluciones silenciosas, como la reforma de la salud, derechos para los latinos o recientemente la apertura hacia la querida Cuba. Pero solamente tibios movimientos en una política norteamericana plagada de intereses económicos colosales, dónde prima por sobre todas las cosas los beneficios a las grandes corporaciones.
 

El nuevo escenario político entre alternantes históricos Republicanos y Demócratas que se presenta, es menos alentador que la esperanza morena que aún gobierna la cuna imperial.  Jeb Bush, Hillary Clinton, Chris Christie, Marco Rubio y Donald Trump se perfilan como los grandes animadores en ésta encrucijada PRE eleccionaria para acceder a la casa blanca.
 

Nada podemos esperar de la cuna imperial, jamás lo hemos hecho y mucho menos con todos estos nombretes que aparecen en escena. Cada uno de éstos individuos ya cuentan con un pasado reciente que marca a las claras el perfil norteamericano a la hora de decidir el próximo gerente de turno de la potencia mas grande del mundo.
 

Mas guerra contra el terrorismo, menos beneficios para los latinos, y una pelea titánica por un discurso mas arraigado a la derecha clásica que el populismo o progresismo de Obama.
 

Recientemente anunciaron los hermanos Koch, dos multimillonarios ultraconservadores que donarían la módica suma de 900 millones de dólares para la campaña electoral del 2016. Increíblemente en el país que se jacta de modelo democrático se legisló en el 2010 en una decisión del Tribunal Supremo aprobando la participación de empresas y sindicatos con donaciones para las campañas. Y si ello no fuera poco, porque se quedaron cortos, en el 2014 anularon los límites máximos de particulares para las donaciones políticas.
 

En éste planeta patas para arriba, el "ejemplo democrático" nos marca las pautas de un mundo cada día mas carente de esperanzas políticas, en un accionar político cada día mas marcado por los intereses económicos dejando de lado cualquier maniobra moralmente oportuna en beneficio de los pueblos.


Traductor / Translator

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Barra de vídeo

Loading...