viernes, 7 de agosto de 2015

Hipocresía de una sociedad: La imagen por sobre el ejemplo diario




El dedo justiciero recorre cada rincón de nuestro país, las voces de la moralidad impulsan centenares de baterías en favor de los "Derechos Humanos". Humanos Derechos violados sistemáticamente a diario, en un diario vivir del anti valor por sobre el valor, donde las premisas están minuciosamente establecidas desde las altas esferas del poder, el valor mercantil por sobre los valores humanos.

Derechos humanos que no acaparan los medios desinformativos nacionales cuando a diario mueren mujeres por violencia doméstica. Tampoco aparecen cuando la pobreza que es la madre de toda injusticia social, que viola cualquier derecho elemental como individuos.

No se ven voces alarmistas cuando en el diario vivir la violencia se ve en el tránsito, ante la mínima cuestión los insultos y las peleas son moneda corriente. Tampoco vemos alarmismos cuando las fuerzas del orden aconsejan no denunciar y ejercer justicia por mano propia cuando la impotencia reina con los menores infractores.

No hablamos como sociedad y buscamos soluciones profundas reales y certeras cuando los asesinatos y robos son diarios por parte de menores. Voces como hay que armarse, yo ya tengo un arma, hay que matarlos a todos, se reiteran sin la mínima opción a los derechos como humanos.

No se habla de hacinamiento carcelario, ni de las pésimas condiciones de los reclusos. No se alzan las voces en contra de un sistema y un modelo económico decadente, neoliberal, defendido a capa y espada por los dueños de la numerología nacional. Política económica nefasta, responsable de todos y cada uno de los males contemporáneos.

No hablamos de la creciente línea entre ricos y pobres, tendencia mundial que crece y crece día a día, en un país y mundo desigual, donde la miseria reina y los gastos desproporcionados innecesarios mandan, ejército, viajes, embajadas, viáticos y sueldos abultados por clientelismos políticos etc.

No encontramos diariamente voces que denuncien que en éste país durante el nefasto golpe de estado se violaron los Derechos Humanos, mutilando, asesinando, torturando a miles de compatriotas por el simple y mero hecho de pensar distinto.

Humanos derechos torcidos, por voluntad del hombre y por quienes ocupan cargos jerárquicos de gobierno, humanos derechos torcidos por una sociedad suciedad hipócrita, que se alarma ante las imágenes, pero no busca soluciones.



Traductor / Translator

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Barra de vídeo

Loading...