jueves, 20 de agosto de 2015

Tristes Tiempos Modernos: Guerra y Hambre en el mundo





Mientras las distracciones reinan, medios de comunicación que nos contaminan con contenidos de cartón, para desviar nuestras atenciones en un planeta que agoniza con el hambre y una especie de tercera guerra mundial en proceso, que a diferencia de las anteriores no es marcada en períodos de tiempo, si no que consta de varios capítulos desde hace unos años a esta parte.

Un mundo totalmente desbalanceado, según últimos datos de la ONU en el planeta unos 3 millones de niños mueren de hambre anualmente, mientras que unos 90 millones de niños menores de 5 años tienen peso insuficiente. Unos 100 millones de mujeres, hombres y niños necesitan ayuda humanitaria para sobrevivir. 

Mongolia, Haití, Irak, Tanzania, Etiopía, Botsuana, Zimbabue, Tayikistán y Afganistán mas del 20 % de la población sufre de hambre. 
En contrapartida el planeta tira o no consume unas 1.300 toneladas de alimentos anualmente, cifra por demás suficiente para abastecer el hambre reinante en todo el planeta.

Si a ello le sumáramos el despilfarro sistemático del 3% mundial, personas de gran nivel adquisitivo, millonarios que derrochan millones y millones de dólares en propiedades y lujos innecesarios. Las grandes potencias mundiales gastan anualmente cifras desproporcionadas y alarmantes en armamento y armas de guerra.

Estados Unidos siendo el país a la cabeza en gastos militares, suma un total de 610 millones de dólares anuales, le sigue de cerca China en pleno ascenso, con unos 300 millones de dólares y Rusia con unos 200 millones. 

Se estima que en el año 2014 los países que emplearon mas del 4 % de su producto bruto interno paso de 15 países a 20 solo en ese año. Existe un incremento orquestado con intereses creados de partes por la llamada "lucha contra el terrorismo" y una creciente demanda sistemática, por gastos militares y armamentistas en este sistema enfermizo, que busca ganancias a como de lugar con las guerras y las crisis. 

Debemos sumarle a las desproporcionadas cifras los gastos millonarios anuales por parte del contrabando armamentístico, muchas veces realizado por "señores" legales que visten trajes y corbatas, "señores" que no es extraño verlos en Wall Street y operando en las grandes vitrinas económicas mundiales.

Este planeta patas para arriba todo esta desbalanceado, mientras tanto, dormimos con infinidad de condimentos insignificantes, promovidos por muchos medios de comunicación, quienes son otros títeres orquestados de este sistema inmoral que nos llevará a la triste destrucción mundial. 

Traductor / Translator

Wikipedia

Resultados de la búsqueda

Barra de vídeo

Loading...